9 consejos para negociar bien tu salario

Por muy bien que salga tu entrevista de trabajo, aunque seas el indicado o incluso el postulante perfecto, el tema del sueldo siempre será un punto crítico al momento de ser contratado o no. Este punto, que puede resultar muy desagradable para ambas partes, es tan clave como pensar en tus fortalezas y debilidades al momento de preparar tu entrevista. Para este momento considera:

1. Prepararte mentalmente

2. Informarte con anterioridad de lo que puedes pedir

3. Preparar bien tu currículo

4. Mostrarte seguro y relajado

Para esto, te proponemos aquí 9 consejos que debes seguir para determinar cuánto crees que debes exigir, y luego obtenerlo:

1. Si actualmente tienes un trabajo, ¿cuánto recibes?

Dentro de parámetros realistas y al mismo tiempo sin dejar de ser optimista, debes establecer un rango entre tu sueldo ideal y el mínimo que crees que deberías recibir por tu trabajo. ¿Tu sueldo se encuentra ahí? Si recibes menos, debes renegociar o buscar nuevas oportunidades en base a cuánto se paga en el mercado. Las opciones para investigar son diversas: puedes contactar a gente que sepa más que tú, obtener información de agencias de trabajo, de instituciones gubernamentales o, idealmente, contactar de antemano a las autoridades de la compañía en la que quieres trabajar y preguntar cuánto están dispuestos a dar.

2. Si actualmente estás desempleado, ¿cuál fue tu último salario?

Reúne los datos de cuánto se te pagó anteriormente y, si tienes tiempo, intenta conseguir algún tipo de certificación confiable de esto. Este tipo de respaldos hace que te veas serio y entres con mayor seguridad a la sala de negociación.

3. Compila todos tus antecedentes en tu currículo

Para dar cuenta de tu valor como empleado y miembro de la compañía conviene que des cuenta de tus capacidades especiales, experiencias previas, asistencia a seminarios, logros, etc. Esto suena obvio, pero mucha gente omite este tipo de datos por considerarlos insignificantes. ¡Todo lo contrario! Serán estos factores los que te diferencien de los otros postulantes.

4. Averigua los rangos de salario en el mercado

Esto fue mencionado en el primer punto, pero si se trata de tu primer trabajo probablemente no tengas muchas referencias. Además, en general, la información suele ser vaga. Métete al comparador de sueldos de comparatusueldo.com y averigua esto en base a información confiable entregada por fuentes especializadas y otros usuarios que han colaborado. Existe información para todos los puestos, en todo tipo de empresa posible.

5. Amplía tus fronteras de investigación: ¿cuánto pagan las otras empresas?

No te quedes con tu empresa simplemente. Para poder negociar con más herramientas, conviene que manejes información concreta de otras empresas, y des cuenta de ello a tus entrevistadores de manera casual. Esto da señal de preparación e iniciativa, y además les hará saber que no te contentarás con menos de lo correspondiente.

6. Considera los beneficios, no solo el sueldo

¿No te ofrecen lo suficiente? No te limites cuando investigues al sueldo bruto, puedes compensar esto con otros beneficios, como un plan de salud o la cantidad de vacaciones. Los usuarios de comparatusueldo.com tienen acceso a este tipo de información información: podrás ver qué beneficios se entrega en promedio no solo por empresa, sino también por cada posición de ella. Considera que este tipo de servicios generalmente conllevan costos muy altos, con lo que la inclusión de ellos dentro de tu pago, incluso aunque se te remunere menos, puede significar finalmente un gran ahorro.

7. ¿Qué capacidades y dificultades involucra el trabajo al que postulas?

Averigua los pormenores de los que tus empleadores no te informarán en primera instancia: las tareas concretas, los riesgos, el tiempo requerido, etcétera. Adicionalmente, cuando negocies pregunta si existe la posibilidad de ser transferido, si trabajarás horas extras y si tendrás que realizar viajes largos para llegar al trabajo. Las respuestas del entrevistador pueden ser muy importantes al momento de determinar tu sueldo.

8. Permite que sea el entrevistador quien saque a colación el tema del sueldo.

Antes de comenzar a negociar, conviene que el entrevistador te ofrezca una cierta cantidad. Saber en qué rango moverte te servirá para no entusiasmarte demasiado con los números y que simplemente te desechen, y no pedir menos de lo que el empleador está dispuesto a darte (cosa que el empleador no rebatirá de ninguna manera).

9. Prepárate psicológicamente

Incluso si eres de esos con un don innato, negociar un sueldo siempre será una situación más bien tensa. Por simplista que parezca, el mejor remedio para evitar que la tensión te juegue en contra será llegar lo más relajado posible a la entrevista. Descansa, come sano y no te fundas la cabeza. Llegar relajado no solo te ayudará a ti, sino que establecerá un ambiente agradable en la entrevista misma, y te mostrarás más seguro y confiado ante tu entrevistador.

Como ves, negociar no depende solamente de un talento natural. No mires en menos estos factores ni los dejes para último momento: llegar preparado para negociar a tu entrevista de trabajo, a fin de cuentas, ¡determinará el sueldo del que que vivirás!

03-10-2013


Vea más noticias y artículos

Compara Tu Sueldo ahora mismo