Imprevistos que ComparaTuSueldo.com te ahorrará: crónica de una trabajadora sin experiencia

Mi primer trabajo fue en una tienda de ropa en época de navidad, cuando todavía estaba en el colegio. Al final de entrevista, el jefe me preguntó que cuánto pretendía ganar. Era mi primera entrevista para un trabajo formal: no tenía idea que siquiera podría opinar sobre el sueldo, y para mí en ese entonces cualquier monto era una fortuna, así que entre los nervios y mi inexperiencia improvisé una cifra: 150 lucas. El jefe intentó disimular su sonrisa e inmediatamente quedé contratada. Aburrida en la micro camino a mi casa comencé a calcular cuánto ganaría por día, y para mi enormísima decepción, la calculadora del celular me informó que ganaría aproximadamente 6000 pesos diarios. Es decir, que solamente en el almuerzo (en el caso de que no lo llevara de la casa, porque de que me entregaran un vale ni hablar), se me iría aproximadamente la mitad del sueldo. Después me enteré de que a una amiga que trabajaba en otra tienda ganaba como 250 al mes y solo trabajaba 5 días a la semana, y no 6 como yo. Después me enteré que como volantera podía ganar en un fin de semana lo que ganaba en 10 días de mi trabajo. Y así…

Este ejemplo es un extremo de lo que podría pasarte el día en que negocies tu sueldo: por inexperiencia, pero principalmente por desinformación, podrías terminar ganando mucho menos de lo que tu jefe está dispuesto a darte, o de lo que se da en promedio en el mercado.

La culpa no es tuya. Salvo el boca a boca, hay pocas formas de enterarse cuánto se paga en promedio por cada trabajo por parte de los empleados. Existen estudios de mercado, pero en general son manejados por las empresas y no llegan a los simples mortales como tú o yo.

Y aquí aparece ComparaTuSueldo.com, una comunidad web donde podrás obtener información y a la vez aportar con tus propias cifras. Ingresando tu sueldo y tus datos laborales, de manera totalmente anónima y gratis, podrás ver si tu sueldo es superior, igual o inferior al promedio. Si te vuelves un usuario podrás obtener información más detallada, como la cantidad de beneficios, o al información por quintil. Lo bueno es que para ser usuario no tienes que pagar ni hacer nada más que entregar más datos, así de simple.

Si te preguntan por tus expectativas de renta, o simplemente quieres renegociar tu sueldo, ya no tendrás que recaer solamente en tus capacidades de negociación, o al -mi amigo gana tanto…-; tendrás un respaldo sólido para justificar tu petición, considerando factores como tus estudios, tu puesto, tu nivel de experiencia, etc.

A medida que vayan incrementando los usuarios los datos se volverán más completos, y tendrás un mayor respaldo para negociar. Al mismo tiempo, las empresas tendrán en cuenta la existencia y accesibilidad de esta información, por lo que la posibilidad de ofrecer sueldos bajos sin recibir reclamos se verá reducida.

En resumen, todos ganamos.

28-12-2012


Vea más noticias y artículos

Compara Tu Sueldo ahora mismo